Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 14:12

 

pincel que imagina la sangre

                como hipérbola de su caudal.

                               Juan Roberto Cantomar

 

Para que el mundo

 te escuche

inventaste una madre

en cada hijo,

trazaste una línea

en cada mano

sin doblegar el cuerpo.

 

A juzgar por tu silencio

se rompió el infinito

de un deseo,

te venció la muerte en octubre,

la ficción de una mujer

obligada en cada sueño

a entregarlo

 todo por nada

como único requisito

ante el tiempo,

sin tierra donde dormir

sin mar,

dónde esconderse.

 

(de A palo de güeso, 2009)

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
17 octubre 2012 3 17 /10 /octubre /2012 14:18

 

 

 

Fotografía de  Alejandro

 

 

 

 

 

 

Otros paraderos



He conocido una muchacha nacida en Galápagos; 
una muchacha nacida en Estambul;
una muchacha nacida en Marraquesh; otras muchachas.

He conocido un contrabajista que se colgó en su cuarto; 
un peluquero anarquista; un astrónomo ebrio; 
un febril enamorado que –pávido- se ocultaba de la luna. 

He conocido una viuda desnuda en un restaurante vacío; 
un maquillador de cadáveres, daltónico y genial; 
una ciclista octogenaria; 
un sordo entusiasta integrando una comparsa callejera.

He conocido una suicida con astucia para el yerro; 
un transformista obeso; un vegetariano en la jaula de un tigre; 
un atleta sin párpados que, llorando, corría hacia el infinito.

He conocido un adiestrador de gorilas, 
sometido por una mujer de voz temblorosa; 
un santo equívoco; un gitano sombrío;
un marino mercante que no sabía nadar. 

He conocido la ternura oculta de los contrabandistas; 
la desconfianza en el ojo del caballo; el olor en la sombra de los perros; 
el instante irrepetible entre el silencio abrupto de los pájaros y el aguacero.

Lo que vemos, dulce o terrible, nos conmueve. 
¿Pero, algo se puede comparar al lugar donde habita la poesía? 
¿Esa vastísima soledad y sus barbaries?

                                     

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
11 octubre 2012 4 11 /10 /octubre /2012 14:05

 

 

 

 

 

 

 

Ando siempre el mismo poema

Como un paisaje

desde la punta de su angustia lacia

hasta los pies de ayer que no me miran

Voy de verbo en verbo

 

a más soles

que me cierran su calor

 

Dicen que es invierno

que no están

aunque sí

que no busque flores dónde

 

Hay una única canción

que se nubla

                  para llover lenguaje           

 

(de Haciendo cuentas, Alción Editora, Córdoba, 2011)

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
8 octubre 2012 1 08 /10 /octubre /2012 23:05

 

 

 

 

 

    III

río abajo la sombra

el confín del lucro festivo

 

soñé retablos y retablos vi

          pero rancios

 

huele a lumpen

                             a delta podrido

flotan detritus, mosquitas muertas

la postal segrega vidrio molido

 

como el fakir

el hombre-caracol duerme

no sobre púas ni plumas

sobre la laja rasa

pieza master del Museo Indigente

la talla hiperrealista

recuesta su cabeza

       –no de mármol–

en doméstica hermandad

su boca lame otra boca 

                                       pero de calabaza

al calor corrugado en la almohada de cartón       

 

cierran el collage

un torso y las piernas replegadas

        –no de peltre, no origami–

al abrigo del aire violeta

volátil membrana

                               que

se supo desde temprano

alcanzará esta noche

una temperatura por debajo de cero

la cifra exacta hiela mis dendritas

y es un árbol fósil mi memoria

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
6 octubre 2012 6 06 /10 /octubre /2012 16:32

 

 

 

 

 

 

Viven entre tanques de guerra,

cuerpos acribillados,

sangre, olor a sangre.

 

Mataron a sus madres, a sus padres

y a sus perros.

 

Ellos no saben de noches silenciosas,

de almuerzos en familia

                        de elecciones.

 

No hay flores en los campos minados,

apenas cantan los pájaros

                                    apenas el viento.

 

Nosotros observamos la tragedia

y escribimos

y olvidamos.

 

(de su libro Terrestre, Ediciones Vela al viento, 2012)

 

 

(traducción de Irene Marks)

 

They live among war tanks,

slaughtered bodies,

blood, the smell of blood.

 

Their mothers, their fathers have been killed

and their dogs.

 

They know nothing of silent nights,

of family meals

                        of elections.

 

There are no flowers in the minefields,

 hardly any  birdsong

                                    or wind.

 

We observe the tragedy,

and write it down

                                   and forget it.     

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
3 octubre 2012 3 03 /10 /octubre /2012 13:46

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I

 

Éramos nosotros solamente la Idea

en aquellos tiempos de Gondwana.

No nos pensaba la flor

ni éramos del misterioso lenguaje cifrado de las

                                                           plantas.

 

Éramos el no todavía

en la húmeda mirada de los bosques.

Y una lengua fresca de dulzura

ribeteaba en el nácar azulado de los ríos.

 

Parpadeaba la luna.

Crispaba su carcajada el sol.

 

Éramos nosotros solamente la Idea

en aquellos tiempos de Gondwana.

Los astros auspiciaban la fiesta de lo verde,

quebraban los crujidos de las ramas

la mansedumbre viva del aire.

Y en el mar de las ociosas olas,

el linaje parsimonioso de peces y moluscos

ajenos a su destino de piedra eterna.

 

Dicen que fue éste el Edén.

 

La misma luna que hoy te mira

es la luna de Gonwana.

 

(de Cantata al Polo Sur, 2007)

 

 

 

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
27 septiembre 2012 4 27 /09 /septiembre /2012 13:27

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*

Fue de noche, tan frío, entre columnas anchas

después de habernos dado en la boca

en los dientes

como un temblor nos vimos,

había tanto y poco como en este presente

pasado sin saber.

Recogimos vestido para el viaje,

resistente vitualla, zapatos que duraran

la pasión del camino, días y noches semejantes.

Nos llevamos las cartas, los planos, embarcamos

y nunca imaginamos que aquellas pertenencias

fundarían ciudades, darían hijos, vientos,

estaciones de lluvia.

Aquello que era apenas una ilusión formada

a orilla de tu cama –donde pasan los ríos de un país–

crearía un delirio jamás domesticado.

Nunca pensé que fueras un espesor de sombras

que turbara los ojos,

el matiz de una ausencia que no puede escribirse.

Pasamos turbulencias, el azar intrigaba

yo tenía gitanas en mis manos

cruzaban por sus líneas

y eran como el olvido

que venía a buscarnos

y nunca supo nada de nosotros.

 

            

       Puerto de Veracruz, México

  

                                                 © José Antonio Cedrón

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
23 septiembre 2012 7 23 /09 /septiembre /2012 18:20

 

 

 

ATEMPORAL

 

Hay un mundo sin horas

un espacio que abarca el universo.

Es amplio, es hondo, tiene varias dimensiones.

 

Lo visito en mis pasos hacia adentro

en todos los silencios

en el mantra de plegarias incesantes.

 

Es un lugar de acceso restringido

reservado a los símbolos de unas eras remotas.

 

Intuyo que está cerca

cuando surgen los cráteres

y descubro sombras desagradables

territorios tantas veces hostiles.

 

No importa la fatiga

tampoco el desencanto.

 

Hay un nuevo principio en el fin de la búsqueda.

                                                                                   

 

(de Unas ramas movidas por el viento, 2009,Vinciguerra, Buenos Aires)

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
20 septiembre 2012 4 20 /09 /septiembre /2012 04:29

 

 

 

 

Y

busco busco busco

 

la pecera de peces

 

la madre de las madres

 

la tautología constante

de la dignidad de la vida,

 

en el vaso

de piedra de los monos

 

en la determinación

de polos

de la materia

 

en los contactos

serios

o

dulcísimos

 

del ojo de las lluvias.

 

(de El sueño de las lluvias, Ediciones La Cachimba,1984)

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo
16 septiembre 2012 7 16 /09 /septiembre /2012 22:45

 

 

 

 

 

 

Un pájaro

se ha comprometido con el cielo

 

acabo de recordar un sueño

que se sintió comprometido (bien lo sé)

con mis ojos vueltos a la noche

 

todos los libros leídos

durante años de secreto despertar

quedan comprometidos en la biblioteca

 

ayer al ver el cuerpo desnutrido de un niño

en la ignominia de su abandono

me he comprometido con su muerte

 

al mirar una fotografía de César Vallejo

por sus labios entristecidos

se me han quedado solos los compromisos

 

escribo sin saber

si podré estar con ellos

cuando hable del amor

Repost 0
Published by Irene Marks
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de Irene Marks
  • : Este es un blog de difusión de la poesía contemporánea, con énfasis en la latinoamericana.
  • Contacto

Recherche

Liens