Overblog
Seguir este blog
Administration Create my blog
17 febrero 2015 2 17 /02 /febrero /2015 13:07

 

 

 

 

PADRE INVISIBLE DE LA MEMORIA

Soñó el universo y perdonó a sus hermanos

Contempló el horizonte desde sus propios límites

Elogió el rostro y las alas de la paloma y su noche

y el pan de la alegría y las voces de inocencia

 

 

Un terrible abismo le nació de las tinieblas

 

 

Esparcido por el viento sobre la faz de la tierra

descubrió el secreto del dolor y el mar de la poesía

con la paciencia de los que sueñan

 

 

A la vera de tupidas aventuras

atravesada fue su propia sombra

 

 

Su lugar fue el delicado corazón del camino

( de Bailarín de tinieblas, ediciones EMPRESA POÉTICA, 1987)

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
4 febrero 2015 3 04 /02 /febrero /2015 22:44
VIRGINIA SEGRET MOURO. POEMA:VILTIPOCO

VILTIPOCO

I

Nada hay ya en tu boca y solamente

la apretada espuma de la ira.

El eco de tus piedras y el eco de tu gente,

cántaros,

vasijas rotas ya.

Irremediablemente.

II

Prendido va en tus ojos el gran río,

el Río Grande, esa terrosa lengua indescifrable.

Lúcido de tu mirar.

Oscuro y terco el río

quebrando la Quebrada.

Mordido del oprobio, testigo del Infierno.

Prendido va en tus ojos este río,

tu lágrima mayor.

Señor de Omaguaca,

por los ojos del río anda tu gente.


III

Sorben las piedras tintas

del carmín de la tarde,

en Purmamarca,

tu último rescoldo.

Buscan la vena madre.

Ya no ha lugar el parlamento.

No hay cita con los dioses que otorgaban,

el agua, la paz y el alimento.

Buscan las piedras

la llaga abierta de tu indomable vena.

La encuentran y se incendian.

No fue de infierno esa luz.

En la ensangrentada rosa

de la roca encendida

en Purmamarca,

más allá del arrebol de todos los ocasos,

tu sangre está y estalla.

N.P.Viltipoco, cacique omaguaca oriundo de Purmamarca, reunió a los pueblos de la Quebrada y guió la lucha contra el español. Prisionero del enemigo, murió en Santiago del Estero en fecha incierta.

(de su libro Antigales, 2007)

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
24 noviembre 2014 1 24 /11 /noviembre /2014 20:33

 

 

EL NÁUFRAGO CONSTANTE

 

Noche

en que el placer

me vive.

 

Tarde

sin palabras,

 

melancólica.

 

 

Tarde del mundo.

 

 

Ciertos sueños

trepan

contra la muerte,

 

cubren

mi destino,

 

magia del viento.

 

 

Abren

mis soledades.

 

 

Instantes

en que la vida

busca

otras playas,

otro infierno

 

 

El recuerdo

es el canto.

 

 

¿Habrá después?

¿Titilarán tus ojos

contra mí mismo,

 

 

morderá tu espejo

mi sed

alimentando la derrota,

una vaga esperanza

de licor

en el desierto?

 

 

Sólo luz.

Ventanas.

El camino perdido.

 

 

Sol

contra sol

golpeándome.

 

Entonces

dejo la muerte

 

 

-mi mala fe

me consume-.

 

 

Soy el náufrago

constante.

 

 

El que busca tus pechos

en la luz

y pide luz.

 

 

 

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
17 octubre 2014 5 17 /10 /octubre /2014 23:55

 

 

 

 

 

TORMENTA


Avanza en la niebla la mañana.
Hay pájaros dormidos en medio del ramaje que ha llorado de luz en el último aguacero.
Tal vez no duerman.
Tal vez entibien entre ellos la flor de la plegaria.
Mis manos son cántaros de letras, cuencos de tejer sobre el dolor los modos del partirse.
Hilo finamente la gasa del desvelo: la huelo, la intuyo, le acuno el temblor de horizonte inasible.
Me he vuelto un ánfora por amar la tormenta, por abrazarme a su piel de obsidiana y aullido,
sembrándole palabras a su grito, siguiéndole la sombra.
¿Quién hubiera podido saber cuánto abrigo las trazas de su miedo,
su desolado corazón de niña, aquel antiguo pavor de disiparse como un ruego de amor arrojado hacia el viento?.
¿Quién hubiera podido saber cuánto coraje tiene mi fe a la hora de alumbrarla
cuando se vuelve un galope de azabaches bajo la escarcha intermitente de la luna?.
Me he vuelto poesía por amar la tormenta que furiosa se revuelve y se lastima en la techumbre oscura,
con sus preguntas que no hallan fácilmente caminos
y atropellan los páramos, rabiosas, malheridas:

¿qué extraño trigal es la ternura?, ¿habrá tibieza en las sombras protegiendo la vida?.
Salida de la piedra mi voz de precipicio ¿serán de amor las letras que nombren y den nido?
¿Podrá la noche, inmensa en su planicie, partirse tras los cascos de mi angustia
y amar mi sed abrasadora hasta pulirla como el oro de l
os días?.

 

Me he vuelto tormenta por amar la tormenta.
Me he vuelto irremediablemente su cautiva.

 

 

 

 

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
9 octubre 2014 4 09 /10 /octubre /2014 18:24

jacaranda-41

 

Para Cintia Agosti 

 

Y ahora es Buenos Aires, y es noviembre. 

Llueve jacarandá, huele a jazmines  

Y los palos borrachos encandilan. 

¿Y quién querría estar en otra parte, 

Aunque lo que nos une sea el espanto? 

La ciudad de la furia escribe un tango 

Y lo tatúa en la piel. 

Es para siempre. 

 

Noviembre 2012 

 

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
20 septiembre 2014 6 20 /09 /septiembre /2014 16:49

 

 

CEDRON-2014--1-.JPG

 

 

*


En esta casa alguien vivió antes.

Dejó clavos de punta en las paredes

la forma de sus manos en un viejo jabón

olores a tabaco, el lavadero sucio.

Huellas poco confiables.

Vivió esperando un ruido que lo llame

desde el amanecer?

Lo imaginó esperando?

Lloró también de frente, aquí,

contra estas puertas?

Qué lloró cómo qué hizo

cuando el sol se le secó en el horizonte?

Qué sintió de esta lluvia debajo del papel?

Humedeció sus miedos el cielo de este techo?

Dudó del calendario con las manos cerradas?

Del amor?

Compró pan en el barrio y fue observado?

Vio sonrisas por él y no hacia él?

Nombró con el silencio?

De qué cielo llegaba?

Escribió cartas?

En qué idioma dijo, señor no puedo más?

Era extranjero acaso?


    

                                      © José Antonio Cedrón   

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
18 septiembre 2014 4 18 /09 /septiembre /2014 18:44

 

Paulina Vinderman

 

 

 

9)

 

Si la luz cambia al caer la tarde

¿debería cambiar el poema, debería el amor?

Podemos fingirnos bajo el viento rabioso

de un desierto, olvidar el palo de lluvia del rincón.

Podemos volver a buscarnos a tientas, uno al otro,

entre los trastos y la esperanza de un estudio

de pintor: los pigmentos en un plato de lata,

un cuchillo sin filo, dos tazas con restos de té,

la soledad de una cara inacabada sobre un lienzo.

 

Algo ha sucedido en ese lugar.

Algo sucede.

 

Pero no encontramos el centro de la flor.

Sea lo que sea que estamos persiguiendo sin saberlo,

vamos hacia la mañana, callados, por un camino

sin puentes que lo crucen.

 

Tierra ocre, envejecida, y nada de promesas.

 

Traducción de Irene Marks

9)

If light changes when evening falls

should the poem change, should love?

We may pretend to be beneath the furious wind

of a desert, may forget the rain stick in the corner.

We might again search for each other in the dark

among the odds and ends and the hope of an artist’s

studio: pigments in a tin plate,

a blunt knife, two cups with some tea in them,

the loneliness of an unfinished face on canvas

 

Something has happened in that place.

Something is happening.

 

But we could not find the centre of the flower.

Whatever we are chasing unknowingly,

we walk towards the morning, without speaking, on a road

crossed by no bridges.

Aged auburn soil, and not a single promise.

 

(de Ciruelo, Alción editora, 2014)

 

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
18 agosto 2014 1 18 /08 /agosto /2014 15:27

 

JorgeLuisEstrella.jpg (318×358)

 

LA TRISTEZA

Sólo por curiosidad

a veces me quedo espiando

lo que hace la tristeza

cuando cree estar sola.

Fuma algún cigarrillo

desnuda frente al fuego

y, tranquila, se sienta,

con las piernas cruzadas.

Tararea canciones muy antiguas,

se castiga un poquito

con recuerdos nostálgicos

y clausura todas las sonrisas.

Si se duerme, ronca apenas

y luego se despierta

para contarse historias.

No aguanto mucho estar así,

mirándola en silencio,

me siento junto a ella

y la abrazo mansamente.

Es entonces que exhala

un pequeño suspiro

y aprovecha el momento

 

para invadirme todo.

 

(gentileza de la poeta Norma Padra)

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
13 agosto 2014 3 13 /08 /agosto /2014 21:11

 

 

 lu.jpg (468×260)

 

HEXAGRAMA 56.LÜ /EL ANDARIEGO

 

Como el fuego

        el andariego sigue andando.

En el crepitar

las formas se desdibujan

se van creando nuevos trazos adherentes,

líneas curvas,

                       caminos sinuosos.

Aquella montaña quieta fue un albergue de esperanza.

La tierra extraña,

                            alejada del origen,

se convirtió en un momento fugaz.

El sol incendió las hojas y las ramas.

                  Los pastos se quemaron.

Ese claro resplandor amarillo fue una flecha iracunda

                   que inundó los campos de alabanzas.

 

 

el fuego es el andariego.

En ese tiempo orientado,

                        yo sigo andando.

 

 

 

(de Cristina Pizarro, No sabrè el final del tiempo, 2014, Botella al Mar, Buenos Aires)

 

Published by Irene Marks
Comenta este artículo
10 agosto 2014 7 10 /08 /agosto /2014 16:21

Los+amantes.jpg (1000×706) 

 

 I

 

No sirvo para bordar ajuares

No hay mansedumbre en mí. La espera

se encabrita y se desboca       me convierte

 

en remolino          en vorágine.

 

II


Por tenerte cerca

 

cada noche volvería a coser

sobre tu mismo cuerpo         la camisa

 

 

con la que desvestirte.

 

 

(de su libro Sostiene lo que,TAHIEL ediciones, 2013)

Published by Irene Marks
Comenta este artículo

Présentation

  • : El blog de Irene Marks
  • : Este es un blog de difusión de la poesía contemporánea, con énfasis en la latinoamericana.
  • Contacto

Recherche

Liens